miércoles, 23 de julio de 2003

La iluminación en la Roma antigua

Estoy leyendo un libro magnífico. Se llama "Urbs, la vida en la Roma Antigua", y fué escrito por Ugo Enrico Paoli en los años 40. Es muy antiguo, y es posible que parte de la información esté un poco anticuada, pero está bien escrito, y aún no he detectado ningún error de importancia. Es muy parecido al Carcopino, aunque quizá toque más temas.

Según el libro, había tres formas de iluminación en Roma:

1.- Antorchas (se usaban en las pompas funebres y en el campo).
2.- Lámparas de aceite (lucernae).
3.- Velas (candelae).

Según el libro, los romanos sí que conocían las velas de cera o sebo; eran los griegos quienes no las conocían. También describe cómo se hacían esas velas (es el mismo método que se ha conservado en artesanía hasta nuestros días; mi tía ha hecho velas así).

Gnaeus Salix Astur

El "Paoli", como se le llamaba en mi facultad, era libro obligatorio de lectura, porque sigue siendo un clásico con muchos datos luego "plagiados" por escritores más modernos. Aunque la arqueología de las últimas décadas ha mejorado, ampliado y discutido sus descripciones(lo que es un gran mérito para Paoli después de tantos años), sigue siendo de lectura obligada y se lo recomiendo a todos.

Pero aunque Paoli defiende el uso muy antiguo de las velas o cirios en Roma, que yo sepa sólo tenemos datos escritos del Bajo Imperio, en época cristiana, cuando se popularizan relativamente preanunciando el boom medieval de cirios y demás derivados. Lo que no implica que se usarán antes, pero que yo sepa no hay mención altoimperial sobre ellas, su uso, si existían, sería muy secundario.

Por tanto, fue un medio de iluminación quizá antiguo, no soy un experto tan especializado para negar su origen, pero no importante hasta el Bajo Imperio. ¿Lo potenció el cristianismo como una "nueva luz"?

Galaicus

Quizá el sistema de iluminación con lámparas de aceite fuese más eficaz (no he estudiado la relación de intensidad luminosa cera-sebo/aceite) o quizá el aceite fuese más abundante y más barato que la cera. Al desintegrarse el sistema comercial romano, el sebo y la cera, más fácilmente accesible, substituirían al aceite en muchas regiones.

Esto produciría un encarecimiento del aceite. La economía de grandes latifundios con mano de obra esclava fue reemplazada por la feudal, con un enfoque más dirigido a la subsistencia.

Un cambio en el sistema económico hizo que el aceite (que en Roma había de transportarse por largas distancias) fuese mucho menos accesible que la cera, mientras que quizá en la Antigüedad se producía el efecto contrario.

Gnaeus Salix Astur