viernes, 5 de septiembre de 2003

Claudio

TIBERIO CLAUDIO DRUSO NERÓN GERMÁNICO CLAUDIO

(Ludgunum, 1 de Agosto de 10 aC - Roma, 13 de octubre de 54)

Tiberio Claudio Druso Nerón Germánico nació en Lugdunum (en la actualidad Lyón, Francia) el 1 de agosto del año 10 a.C. y fue emperador del 41 al 54 d.C. gobernando con el nombre de Tiberio Claudio César Augusto Germánico. Su padre, Nerón Claudio Druso "el Germánico", era el hermano menor del emperador Tiberio y su madre Antonia "la Menor" era la hija menor de Marco Antonio. No ocupó cargos públicos importantes hasta los 47 años, cuando se convirtió en cónsul durante el reinado de su sobrino Calígula.

Asesinado Calígula por el oficial republicano Casio Querea, los pretorianos proclamaron a su tío Claudio, quien por su tartamudez, sordera y cojera parecía incapaz, si bien era un hombre recto y estudioso aunque pusilánime. Tenía por aquel entonces 50 años. Claudio era erudito, autor de una Historia de Etruria y otra de Cartago, dos pueblos considerados «malditos» por la historiografía tradicional romana; tan peculiar afición y tan poco atractivos temas de estudio no debieron de hacer otra cosa que reforzar la percepción de sus contemporáneos de que se trataba de un excéntrico. Trató de estabilizar la institución imperial, respetando al Senado, y así reorganizó las finanzas y el correo e incrementó la burocracia del imperio, que quedó en manos de los libertos de la casa imperial. Este hecho provocó muchas tensiones con el Senado, que veía la ascensión de éstos como un atentado contra las atribuciones de las clases senatoriales y ecuestres.

En el año 42, cuando se descubrió una conspiración contra su vida, fue su tercera esposa, Mesalina, quien se hizo con el control del gobierno durante algún tiempo, en el cual practicó crueldades y extorsiones sin reserva. Aparte de los excesos perpetrados bajo la influencia de Mesalina, su reinado fue el de un administrador inteligente, tanto en asuntos civiles como militares.

Su gran tarea fue la reforma de la administración y la formación de un aparato burocrático central para el Imperio.

El nuevo Emperador dio el derecho de ciudadanía a diversas poblaciones de los Alpes, y el derecho de honor (ius honorum) a los habitantes de la Galia Transalpina, que así podían ser nombrados Senadores (anteriormente estuvieron excluidos los provinciales de la Galia Cisalpina, pero esta provincia fue luego unida a Italia), cosa que volvió a atraerle las iras de éste, descontento ante la entrada de aquellos «bárbaros» en una institución tan genuinamente romana. Estas tensiones se tradujeron en diversas rebeliones, como la del legado de Dalmacia, y en conjuras como la de la propia esposa del emperador, Mesalina, una vez ya repudiada que fueron, sin embargo, rápidamente sofocadas. Mesalina era conocida por su libertinaje sexual que escandalizaba a la acostumbrada nobleza romana. Dicen que en el año 48 se burló de él simulando un matrimonio con su amante, Cayo Silio, el cual tenía un elemento político ya que se considera que su objetivo era alcanzar el poder. El complot fue descubierto y ambos fueron asesinados.

Después desafió la desaprobación general casándose con su sobrina, Agripina la Menor, bajo cuya influencia privó de su herencia a Británico, nacido de su matrimonio con Mesalina. En su lugar adoptó a Nerón, el hijo de Agripina habido en su matrimonio anterior, que más tarde sería emperador de Roma.

Con Claudio se restablecen diversas tradiciones republicanas, singularmente los Comicios y el poder de las magistraturas, entre ellas la Censura que recobró las antiguas atribuciones republicanas.

La política exterior de Claudio se centró en la ocupación efectiva de Britannia (43 d.C.), a cargo de Plaucio Silvano, en cuyas operaciones iniciales estuvo presente el emperador. Hacia el año 47, las legiones romanas habían ocupado completamente la parte de la isla al sur del río Humber y al este del río Severn

Durante su reinado Roma conquistó, entre otras regiones, Mauritania y se produjeron importantes reformas en la administración del Imperio. Los ejércitos romanos lucharon con éxito contra los germanos, fundando la denominada Colonia Claudia Ara Agrippinensis (actual ciudad alemana de Colonia), en honor de su cuarta mujer, Agripina la Menor (50 a.C.). Judea y Tracia también se convirtieron en provincias romanas durante su reinado.

Poco después (el 13 de Octubre del 54 d.C.) fue envenenado, supuestamente por Agripina. Los antiguos historiadores le describen como descuidado, enfermizo y ridículo antes de llegar al poder, e ignorante y malévolo durante su gobierno. Sin embargo, la historiografía actual tiende a refutar estas teorías y le considera perspicaz e inteligente gobernante.



EL GOBIERNO DE CLAUDIO

La unidad monetaria corriente era el aureus de oro con un valor de cien sestercios (1 áureo = 25 denarios de plata).

Claudio suprimió algunos impuestos: al principio fueron los impuestos sobre las ganancias de los mozos de carga, los impuestos sobre los depósitos públicos de orina recogidos por los bataneros, y un impuesto que existía sobre los burdeles; mas tarde fueron abolidos otros impuestos.

El Emperador anuló los edictos sobre el culto al dios Calígula y a su hermana la diosa Pantea (Drusila).

Las cárceles se vaciaron al suprimirse el delito por traición del que Calígula había abusado. La traición por escrito o de palabra fue suprimida.

Restableció la pena de azotes para el parricidio, y aun fue más lejos: después de ser azotado el parricida era colocado en un saco y arrojado al mar (esta pena había sido suprimida desde hacía varios años).

Era costumbre la repetición de espectáculos públicos por errores en el ceremonial; caso de producirse un error el espectáculo debía comenzar de nuevo, y era frecuente la repetición de algunos espectáculos varias veces. Claudio prohibió estas repeticiones; en caso de error en el ceremonial, se repetía la ceremonia una vez más, pero si volvía a detectarse algún error, en esta ocasión ya se consideraba válida. En ningún caso podía repetirse una tercera vez.

Legisló que todo esclavo enfermo que hubiera sido vendido a un hospital (había hospitales de esclavos, a los que los amos vendían a sus esclavos enfermos ; en caso de curarse, el amo estaba obligado a rescatar al esclavo por el triple de su precio de venta) era libre en caso de curarse, y además el amo debía devolver el importe de la venta efectuada al hospital; el esclavo así liberado quedaba obligado a entregar al hospital la mitad de sus ganancias de los tres primeros años de libertad. También determinó que si un amo mataba a un esclavo enfermo era culpable de asesinato.

Creó tres nuevas fiestas de tres días cada una: la primero en honor de su padre Germánico; la segunda en honor de su madre Antonia; y la tercera en honor de su abuelo Marco Antonio. Su abuela Livia, esposa de Augusto, fue deificada.

Claudio prohibió la venta de bebidas después de caer el sol (esta me suena bastante, no sé a vosotros) ; también prohibió la venta de comidas en el mismo lugar en que se preparaban. Todo ello estaba destinado a eliminar la vida nocturna.

Aunque restableció los derechos de los judíos, prohibió las conversiones de los romanos.

Estableció monopolios comerciales, lo cual hizo subir los precios de los artículos sujetos al monopolio, por lo cual Claudio fijó los precios por Ley. Si los comerciantes titulares de un monopolio retiraban las mercancías de la circulación, el monopolio era concedido a otros comerciantes en concurrencia con el primer monopolista.

Concedió la categoría de Patricios a varios cientos de Senadores considerados dignos, mientras que a un centenar aproximadamente los excluyo del Senado. Los patricios originarios, y los creados posteriormente por Julio César y Augusto, se habían ido extinguiendo, y apenas quedaban familias patricias.

Claudio era un hombre estudioso, que añadió tres letras al alfabeto, y fue capaz de predecir un eclipse.

Concedió la ciudadanía a algunas ciudades provinciales (entre ellas Autun o Augustodonum) pero se desconoce la lista de ciudades beneficiadas. A los latinos les concedió la ciudadanía romana.

Con Claudio se establecieron diversas normas:

- La prohibición de conceder préstamos a personas jóvenes que pusieran como garantía la próxima muerte del padre.

- Exceptuó de las confiscaciones y de las ejecuciones de deudas, la parte de herencia legal de los hijos.

- Liberó a las mujeres de la tutela de sus parientes paternos.

- Prohibió entregar la dote de la esposa como garantía por las deudas del esposo.

- La mujer libre que se casara con un esclavo, sin consentimiento del amo de éste, se convertía en esclava. Si tenía el consentimiento permanecía libre, pero los hijos serían esclavos.

- Los honorarios de los Abogados fueron limitados a cien piezas de oro por cada caso.

- Durante su mandato se iniciaron las obras del acueducto de Segovia, encargado al arquitecto, Cayo Julio Lacer.

CLAUDIO

Este nombre empezó siendo un sobrenombre. Procede del adjetivo latino claudus, que significa "cojo", del que se formó el gentilicio Claudius, que transcribimos en español como Claudio. Se trataba de una cojera honrosísima, en una acción heroica; por eso los descendientes del primer Claudus quisieron honrarse con el nombre de Claudius. Es éste el nombre de una extensísima familia patricia que tuvo un papel muy relevante en la historia de Roma. 28 veces alcanzaron el consulado miembros de la gens Claudia, que además dio a Roma siete censores, cinco dictadores (por orden del senado), siete generales que alcanzaron el triunfo y dos la ovación, más Tiberio, Claudio y Calígula que se coronaron con la diadema imperial. Se ha prodigado considerablemente este nombre a lo largo de la historia. También su forma femenina ha hecho fortuna.

Por Sergius