miércoles, 20 de agosto de 2003

El apellido de Aníbal significa "relámpago"

Sobre el significado del apellido de , tan acertado, he encontrado lo siguiente:

1) La palabra no está directamente testimoniada en ninguna inscripción, de ahí que no aparezca en los diccionarios.
2) Werner Huss, en "Geschichte der Kartager", menciona que la forma púnica del nombre debió ser 'el relámpago' (desconozco su fuente).
3) Consultando el vocabulario hebreo de la biblia encontramos bajo (= relámpago) en esta dirección: http://www.biblestudytools.net/Lexicons/Hebrew/ la entrada el rayo. Si le añadimos el artículo púnico tenemos justo la forma q Huss menciona 'el relámpago'.

En las inscripciones que he visto los nombres púnicos suelen ir seguidos de 'hijo de X, hijo de Y, hijo de Z ...', es decir 'hijo de X, a su vez hijo de Y, a su vez hijo de Z ...>. Esta lista es muy larga para personajes de noble linaje y usualmente más corta para simples artesanos (como en la inscripción bilingüe de Dougga).

Por tanto, creo que una hipótesis razonable (y espero que alguien que sepa más sobre el tema que yo mismo pueda corroborar o desmentir) los nombres púnicos podrían estar formados como los romanos por 3 partes análogas en parte al nomen praenomen, nomen y cognomen romanos. Lo ilustraré con el supuesto nombre de Hannibal:

*Haniba`al / ben ´Abdmelqart / Ha-barqa

[1] El "praenomen" q indica el nombre personal del individuo y a diferencia del nombre romano sería la forma habitual en que las otras personas se dirigirían a la persona, en el caso de Aníbal sería simplemente
[2] El "nomen" o parentesco, que a diferencia de la forma romana no sería un adjetivo, referido a la familia del individuo sino una simple enumeranción del nombre del padre, el abuelo, el bisabuelo, ... del individuo separados por la palabra 'hijo'. Esta forma es general en todas las lenguas semíticas antiguas e incluso otras lenguas orientales no semíticas como por ejemplo en persa (ver por ejemplo la inscripción de Darío en Bisistun).
[3] El "cognomen" que tal como el romano designaría alguna cualidad o característica física del individuo. Al menos en la familia de Hannibal este cognomen se heredó de padre a hijo (hecho q ocasionalmente también tenemos entre los romanos). En el caso de Aníbal este término sería simplemente o .

Esta costumbre está muy presente en otras culturas de origen semítico existentes en la actualidad. Cualquiera que lea sobre los musulmanes de la Edad Media comprobará que los nombres musulmanes solían ser muy similares, como por ejemplo "Abu Ali at-Hussain ibn Abdullah ibn Sina", más conocido para nosotros, los infieles, como "Avicena".

Como véis sigo empeñado en la idea de que jamás comprenderemos a nuestros abuelos romanos si no entendemos casi igualmente bien a sus vecinos :-)

Claudius Salix Davianus