miércoles, 17 de diciembre de 2003

¿Cuál era el color de la ropa de los legionarios?

Hoy intentaremos resolver una duda muy común.

Desde pequeñitos hemos estado viendo dibujos de legionarios con túnica roja por todas partes. Incluso el adorado Peter Connoly (summum pictor) dibujó a los legionarios con túnica roja.

Sin embargo, desde hace poco, se ve a los legionarios representados con túnicas blancas.

¿Dónde está la verdad? ¿Cuál era el color de la túnica militar?

Lo de que los romanos iban de rojo proviene de una noticia del siglo II a.C. acerca de que habían imitado la costumbre espartana de vestirse de rojo para que no se notase demasiado la sangre de las heridas. Hoy se sabe que esa noticia se refiere a los oficiales de centurión para arriba, que sí que parece que iban de rojo por los vestigios que han aparecido.

También sabemos con certeza que entre los tribunos militares predominaban las capas rojas y que la del emperador en campaña (Trajano, Marco Aurelio) era púrpura. Aunque Tácito cuenta que los centuriones primi ordines de Galba, cuando entraron en Roma, resaltaban por el majestuoso blanco de su traje de gala.

Por lo que todavía hay dudas sobre si los oficiales, al menos los centuriones, iban de rojo. Aunque este traje blanco de gala puede ser un traje de ceremonia.

Pero está más comprobado por los mosaicos, pinturas en las paredes, hallazgos arqueológicos y las fuentes escritas que los legionarios iban de blanco, aunque el del color natural de la lana con que hacían sus túnicas es un blanco más bien grisáceo.

Estas pruebas sólo confirman lo evidente. Ya que el blanco es lo más lógico y barato. El estado no se iba a gastar un pastón en tintar miles de túnicas de rojo, que encima era un tinte caro y costoso en tiempo, aunque luego se lo descontaran del sueldo al soldado. Se harían las túnicas para la tropa en su color natural y además rápidamente para abaratar costes.

Los pretorianos, pese a que a veces se cree lo contrario, no iban de rojo, sino de blanco como todos los legionarios. Sólo se distinguían por el emblema de su escudo y la hebilla de su cinturón: El escorpión.

Este símbolo lo eligieron no por ser “macarras” sino porque era el signo zodiacal de un emperador (no recuerdo cual)

Hay muchas pruebas que lo confirman. Ahí tenéis unas cuantas:

1. Él único mosaico (por supuesto en color) donde aparecen pretorianos es en el Mosaico Barberini. En él, aparecen dos soldados con un escorpión como emblema de sus escudos rectangulares haciendo guardia al emperador Augustus mientras pasea por el Nilo en barco de lujo. El escorpión no lo adoptaron los pretorianos como emblema hasta tiempos de Tiberio (era su signo zodiacal), pero el mosaico es de mucho más tarde y está claro que el artista no lo sabía. Simplemente representó al emperador con sus pretorianos como él los veía en su tiempo: de blanco con un escorpión adornando el escudo.

2. Cuenta Tácito (Historias) que en la segunda batalla de Bedriacum, año 69, un grupo de soldados de la guardia pretoriana, que estaba en el bando del emperador Otho, sufría el acoso puñetero de una gran catapulta de la 16º legión que tenían enfrente. Dos pretorianos tiraron su escudos, cogieron los escudos de dos enemigos muertos y se acercaron a la catapulta de marras, haciéndose pasar por legionarios del bando rival que se retiraban a sus posiciones. Así consiguieron acercarse y cortar los nervios de la catapulta, aunque no consiguieron volver a sus líneas, pues los artilleros los cortaron a ellos. Esto demuestra que un pretoriano no se distinguía de un legionario normal, excepto por su escudo. Ni siquiera su equipamiento (casco, coraza) era distinto.

3. Esta otra prueba me acuerdo haber leído sobre ella pero no la tengo a mano. Creo que es en la Historia Augusta donde un emperador en campaña intenta calmar un tumulto de soldados y pretorianos y al hablar no logra distinguirlos.

En fin, queda claro que lo único que diferenciaba a los pretorianos en su vestido frente a los legionarios era el atuendo de los signiferes. El signifer legionario llevaba sobre el casco y los hombros una piel de oso. La piel que cubría a un signifer pretoriano era de león.

¡De todos modos, del color que seguro que no iban era de malva como en la película “Gladiator”!


Por Gnaeus Salix Galaicus

Con la colaboración de Gnaeus Salix Astur