lunes, 3 de noviembre de 2003

De Balearicis Insulis

Este es un interesante correo sobre las Baleares que me envió un arqueólogo. Lo que más me sorprendió del mismo es que Mallorca estuviera ya habitada hacia el 2000 a.C. (muy probablemente antes), mientras que las Pitiusas no lo estuvieran hasta c. 800 a.C.

Cl. Salix Davianus

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(...) he de confesarte que no domino mucho el tema de la Prehistoria balear, si bien no me ha resultado complicado reunir la suficiente información como para construiros una sinopsis bastante completa.

Antes de nada, creo que es importante resaltar que el archipiélago balear se divide culturalmente en la Antigüedad en dos grupos de islas: Mallorca y Menorca por un lado, e Ibiza y Formentera por otro.

Otro aspecto importante es que parece más clara su vinculación, hasta la edad del Hierro, con las islas de Córcega y Cerdeña que con la Península Ibérica.

Pero veamos un rápido recorrido por su Prehistoria:

1. En los abrigos mallorquines de Son Matge y Muleta han aparecido unos horizontes preneolítico y neolítico con industria lítica, restos de cabra salvaje autóctona ("myotragus balearicus"). En el segundo abrigo aparecieron restos de este animal consumidos y también de cabra importada junto a restos óseos humanos.

2. Durante el Calcolítico se localiza el horizonte de la cerámica incisa o Pretalayótico arcaico, Neolítico reciente o Protocalcolítico en el que se distinguen dos fases:

2.1. Fase I con láminas de sílex toscas, botones de hueso semiesféricos y piramidales con perforación en "V", punzones, cuentas de concha o brazaletes de arquero y, sobre todo, por la cerámica incisa. Con una cronología entre 2000 y 1800 a. C.

2.2. Fase II con la aparición del cobre y evolución de las cerámicas de la fase anterior. Entre 1800 y 1500 a. C.

3. El Bronce Pleno balear o Pretalayótico, que deja paso al Talayótico I, llega hasta el 1300 a. C. y el Talayótico I, que dura hasta el 700 a. C., parece ser que se le puede asignar un origen en Córcega, donde el megalitismo se inicia hacia el 2000, y en Cerdeña donde los Nuraghes se inician hacia el 1500 a. C.

4. La civilización talayótica caracterizará a Mallorca y Menorca hasta la conquista romana en 123 a. C.. En el s. VIII-VII a. C. se comienza a usar el hierro, pero esto no parece suponer cambios sustanciales en otros aspectos. Se sigue fabricando cerámica a mano. Los habitantes eran enterrados en cuevas cavadas artificialmente en la roca. El rito es generalmente de inhumación, aunque posteriormente se practicara la incineración total o parcial. También han aparecido necrópolis con tumbas circulares y rectangulares. Se constata una mayor relación con el mundo púnico que con el griego, aunque se ha querido ver una población de origen sardo en la base de los cambios culturales aparecidos.

5. Los siglos V-IV marcarán el arramque de un mayor interés púnico, siendo el momento de mayor pujanza de la presencia ebussitana el comprendido entre el 201-123 a. C.

6. La romanización efectiva de las islas se inicia con la conquista de Metelo.

A las islas de Mallorca y Menorca, los griegos las denominaron Gimnesias y los indígenas Baliarides. Las Pitiusas griegas parece que estuvieron deshabitadas hasta el s. VII a. C. con el establecimiento de las primeras colonias. Para el resto de las islas, Santiago Alcobé señala la existencia de una población compleja, con un substrato mediterráneo muy claro, pero con adición de eurafricánidos y participación de cromañiformes, señalando algunas formas alpinoides y, entre los braquicéfalos, unos pocos planooccipitales referibles al elemento racial dinárico-armenoide. En cuanto a la lengua, hay pocos datos disponibles para establecer deducciones.

Espero que esta síntesis te sirva de algo. De todas maneras si tú David, o algún otro colistero, queréis más información, podría consegirla ya que hay hasta relatos de escritores clásicos como Diodoro o Plinio.

Un saludo

Donibane